Haz clic para ver nuestros perfiles de Instagram
smokingpaper
Visita nuestros perfiles de Instagram
Síguenos en Instagram
GLOBAL
UNITED STATES OF AMERICA
GERMANY
COLOMBIA
ARGENTINA
GUATEMALA
NICARAGUA
UN ROLL?
¿ERES MAYOR DE EDAD?

Para acceder a este sitio, debes ser mayor de edad en tu país de residencia.

Al hacer click en ‘Sí’, aceptas el Aviso Legal y la Política de Privacidad de este sitio.

Was sind Stecklinge und wie entstehen sie?

Glosario

El esqueje es un concepto popular entre los amantes de las plantas, tanto desde el punto de vista del cultivo como también por parte de fumadores que aprovechan toda la parafernalia de Smoking Paper para disfrutar de cada calada al máximo.

Te detallamos a continuación qué es en realidad un esqueje, cómo puedes aprovecharlos y qué plantas son las mejores para ello.

Comenzamos con la definición de qué es un esqueje: se trata de un fragmento de la planta que se corta y se introduce en agua, en un sustrato o en el mismo suelo, con el fin de que desarrolle raíces y siga un proceso de crecimiento.

Encontramos distintos tipos de esquejes. Si nos referimos a un cultivo interior, encontramos esquejes de tallo, de hoja o de raíz, en función de la zona que vamos a cortar para intentar hacer que se desarrolle de forma independiente respecto a la planta original.

A pesar de que la teoría parece compleja, el cultivo por esqueje es tremendamente sencillo y muy habitual entre los aficionados. La otra alternativa es probablemente más famosa, ya que es el cultivo con la semilla de la planta.

¿Cómo hacer un esqueje?

Una vez conoces el proceso, hacer un esqueje no es realmente difícil y mucha gente lo prefiere a utilizar semillas. Esto se debe a que con los esquejes es posible «heredar» completamente las características de la planta original, de manera que el cultivo tendrá las propiedades que quieres conservar en nuevas plantas.

De forma general, los pasos para hacer un esqueje o cultivar por esquejes son los siguientes:

  • Elige la planta que quieres reproducir por esquejes. No todas las variedades sirven y ten en cuenta que conservará las características de la original.
  • Escoge el trozo de planta que vas a retirar. Por lo general puedes aprovechar un tallo tierno o una rama que acaba de brotar. Hazlo con mucho cuidado y en un tamaño que no supere los 10 centímetros, aunque esto puede depender mucho del tipo de planta.
  • Aprovecha una disolución de agua y fertilizante líquido para incentivar el crecimiento de las raíces. Quita también las hojas inferiores si las tiene, porque pueden absorber los nutrientes que están pensados para las raíces.
  • Coloca el esqueje en un recipiente. Lo ideal es que tenga tierra y fertilizante, aunque también puedes aprovechar agua o arena. Además, no dejes que la luz le dé directamente.
  • Mantén húmedo el esqueje mediante un riego por pulverización. También procura que tenga una temperatura suave, que no sea demasiado baja o alta.
  • Cuando haya enraizado, trasplanta el esqueje a una maceta donde la planta pueda terminar de crecer completamente.

¿Qué plantas tienen reproducción por esqueje?

La reproducción por esqueje es válida con muchos tipos de plantas. Estos son algunos ejemplos que pueden reproducirse con esta técnica:

  • Algunos árboles y arbustos.
  • Amapolas californianas.
  • Claveles.
  • Crisantemos.
  • Dalias.
  • Geranios.
  • Plantas de lavanda.
  • Rosas.
  • Y también el cannabis.

Related Post

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.